ASEICA propone al Ministerio de Ciencia e Innovación cinco medidas para promocionar el talento investigador joven en el país

La Asociación Española de Investigación sobre el Cáncer ha celebrado esta semana su 3er Simposium Educativo en el que se han presentado avances punteros en el diagnóstico, seguimiento y tratamiento del cáncer. Además, ha reunido virtualmente a más de 400 investigadores en cáncer, en lo que supone un gran éxito de participación

Madrid, 25 de noviembre de 2021. La Asociación Española de Investigación sobre el Cáncer (ASEICA) ha llevado a cabo su 3er Simposio Educacional, una reunión de carácter bianual que quiere dar a conocer avances punteros en la oncología básica, clínica y traslacional. También tiene por objetivo reconocer, a través de ayudas directas, a jóvenes científicos que hayan iniciado recientemente su propio laboratorio de investigación.

El encuentro organizado por ASEICA cuenta con el aval de Sociedad Europea de Investigación en Cáncer (EACR), la cual financia una ponencia de un científico extranjero, y de otras agrupaciones científicas como la Sociedad Española de Oncología Médica, la Federación de Sociedades de Oncología Médica y la Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular. También ha contado con el apoyo de asociaciones de pacientes como la Asociación Española contra el Cáncer, Cris Contra el Cáncer y el Grupo Español de Pacientes con Cáncer.

El evento de este año ha batido todos los récords de asistencia previos, puesto que ha contado con más de 400 participantes. Entre los asistentes cabe destacar a líderes establecidos en el campo de la oncología, así como investigadores jóvenes que han iniciado recientemente sus grupos de investigación. La audiencia también incluye investigadores en diversos estadios formativos de su carrera profesional (predoctorales, postdoctorales, médicos residentes), oncólogos médicos y representantes de las empresas biofarmacéuticas más representativas del campo.

Investigadores de ASEICA inciden en “la gran formación y calidad investigadora de jóvenes investigadores en cáncer de nuestro país”

“Estas Jornadas han puesto de manifiesto la gran cantidad de investigadores punteros en cáncer a todos los niveles: desde el estadio predoctoral a laboratorios ya establecidos”, resalta Luis Paz-Ares, presidente de ASEICA. Sin embargo, es obvia la pérdida de una generación de jóvenes investigadores en cáncer que habiéndose formado en España y el extranjero, no pueden retornar o ejercer su trabajo aquí por un presente incierto. Esta situación perjudica tanto a la comunidad científica básica como clínica y traslacional, con un particular impacto negativo en el talento joven.

Sin embargo, ASEICA alerta sobre la necesidad de medidas “para que las carreras de los investigadores más jóvenes fructifiquen y se consiga una ciencia de calidad competitiva internacionalmente”

“Este deterioro es debido, principalmente, a que la actual financiación en I+D+i en nuestro país se mantiene en niveles cercanos a los de hace quince años, con tímidos incrementos en gran medida coyunturales y con una estrategia a largo plazo poco clara. Esto pone en riesgo la viabilidad de los grupos de investigación más jóvenes, que sólo poseen financiación a través del Plan Estatal”, advierten investigadores y oncólogos españoles.

“Mientras que países como Irlanda, Suecia, Reino Unido o Dinamarca dedican al I+D+i alrededor del 3% de su PIB, España destina sólo un 1,2%, menos que Italia y Portugal y muy lejos de la media de la Unión Europea que se sitúa en el 2% del PIB”, explica Luis Paz-Ares.

La disminución del número de nuevos contratos de investigadores como consecuencia de la infrafinanciación a la I+D+i, las dificultades en la renovación de contratos a personal investigador, así como la reducción drástica de la tasa de reposición del empleo en el sector público, han impactado negativamente en la comunidad investigadora, principalmente en los jóvenes y en los investigadores en proceso de consolidación. Así lo refleja el Informe de ASEICA, realizado junto con la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) y la fundación ‘La Caixa’, publicado en 2018.

Otra de las complicaciones a las que se enfrenta el sistema científico español estriba en el progresivo envejecimiento de los investigadores principales en cáncer. “El liderazgo se concentra en un número de grupos de investigación cada vez más reducido. La pérdida de talento joven es una consecuencia objetiva de todo este proceso”, señala Luis Paz-Ares.

“La inseguridad en la renovación de contratos o el endurecimiento de los requisitos administrativos para becas, proyectos y contratos pueden explicar esta situación. Estas circunstancias, también dificultan la atracción de talento internacional, debido a cuestiones de gran relevancia para la toma de decisiones de carrera, como son la burocracia, la inseguridad jurídica y presupuestaria y las menores expectativas de desarrollo de la trayectoria científica”, según Paz-Ares.

Por las razones indicadas anteriormente, los investigadores en cáncer conminan a la adopción de medidas específicas por parte del Ministerio de Ciencia e Innovación, que permitan una carrera investigadora competitiva. “Es necesario evitar la fuga sistemática de científicos jóvenes, formados en España, pero que se ven forzados a desarrollar su carrera investigadora en el extranjero. Y también es necesario que, aquellos que sí vuelven, lo puedan hacer en condiciones que permitan la realización de sus investigaciones de forma óptima y en igualdad de condiciones con sus colegas extranjeros”.

Cinco medidas urgentes

Durante esta nueva etapa del Ministerio de Ciencia e Innovación, ASEICA muestra su apoyo y ánimo colaborativo. En concreto, propone cinco medidas a corto y medio plazo:

 

  1. Incremento sustancial de la financiación de proyectos de I+D+i que remedie el atraso acumulado durante estos últimos quince años y que está afectando seriamente la viabilidad y competitividad de los grupos de investigación españoles. Según ASEICA, solventar esta situación requiere medidas excepcionales que incluyan un incremento substancial de todos los presupuestos de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) y del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) destinados a la financiación de proyectos de investigación. Doblar esta partida es factible, dado que supondría, por ejemplo, un incremento de alrededor de 360 millones de euros en los programas financiados por la AEI, valores que se consideran asumibles en el conjunto de los Presupuestos Generales del Estado. ASEICA también remarca que este aumento en la financiación se realice en forma de subvención directa y no como créditos (los cuales no pueden ser solicitados por los investigadores académicos y hospitalarios).
  2. Aumento de las partidas destinadas a la formación y captación de talento tanto de la AEI como del ISCIII.
  3. Proponer soluciones al problema de financiación para los grupos de investigación que se deriva del calendario de proyectos de la AEI implantado hace dos años, que ha llevado un desfase de 8 meses entre la finalización de una convocatoria y el inicio de la siguiente.
  4. Regulación por ley de la profesión de Biología Sanitaria en España. Esta regulación es especialmente relevante en el momento actual en la oncología y, más concretamente, en el ámbito de la medicina personalizada. Ello se debe a que la implantación de este tipo de medicina necesita de forma ineludible el trabajo cooperativo y sinérgico de especialistas en oncología, bioinformática, biología molecular y otras especialidades biomédicas.
  5. La simplificación de los trámites burocráticos que complican la gestión de los proyectos de investigación. “Es preciso el control del avance de proyectos y gastos, pero solicitamos optimizar el proceso hasta homologarlo al de los países de nuestro entorno”, señalan los investigadores.

 

ASEICA recuerda la necesidad de que se materialice el compromiso gubernamental sobre la regulación por ley la Biología Sanitaria

Ayudas a la investigación en cáncer

Junto con las sesiones científicas sobre aspectos candentes en el campo de la oncología como la medicina personalizada, la inmunoterapia, terapias dirigidas y mecanismos básicos que afectan el origen y malignidad del cáncer, este Simposio contó también con una sesión organizada por la sección ASEICA-Joven. En particular, se presentaron tres grupos de trabajo (investigadores predoctorales, postdoctorales y de investigadores que acaban de iniciar su propio laboratorio). Se discutieron también talleres de liderazgo y de orientación profesional, así como múltiples acciones de “netwkoring” internacional. En esa sesión también tuvieron lugar distintas actividades orientadas a talento joven: conferencias, premios a pósters y presentaciones orales, así como a vídeos divulgativos.

Finalmente, se entregaron los proyectos FERO-ASEICA y +QueunTrail-ASEICA (80.000 y 25.000 euros, respectivamente) a destinados a apoyar a nuevos jefes y jefas de grupos de investigación. La financiación de la II Ayuda FERO-ASEICA euros va destinada al proyecto de Direna Alonso Curbelo, del Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona) titulado: “Intercepting onco-inflammatory networks in pancreatic cancer”. Por su parte, la financiación de la III Ayuda ASEICA +QueunTrail va destinada al proyecto de Ana Ortega Molina, del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (CBMSO), titulado: “Deciphering and targeting unfolding protein response in high-grade B cell lymphoma”.

Como comentan María Caffarel y Verónica Torrano, líderes del área de ASEICA-Joven, “este Simposio ha sido una plataforma importante para que se conozcan y compartan los avances más recientes que los investigadores jóvenes están desarrollando en la investigación oncológica. La calidad de estos científicos y científicas está reconocida internacionalmente. Es el momento de apoyarlos y maximizar su potencial”.