Una semana más de Covid-19: una enfermedad que afecta a la ciencia

Estimados miembros de ASEICA:

Espero que tanto vosotros como vuestras familias os encontréis bien en estos momentos de Covid-19. Esta situación nos ha confinado a muchos en casa y a muchos otros trabajando intensamente, aunque lejos de hacerlo en situación óptima, en los servicios de oncología de todo el país. Afortunadamente, tanto la ola de infecciones como la presión hospitalaria parecen estar disminuyendo. Esperemos que, progresivamente, volvamos a la normalidad.

El estrés sobre el sistema científico creado por la Covid-19 ha sido grande a lo largo de estas semanas. Centros de investigación cerrados, presión para reducir el número de animales de experimentación, desazón de los investigadores con contratos temporales con líneas de trabajo interrumpidas, TFMs sin finalización clara, cancelación de múltiples congresos científicos y, lamentablemente, un largo etcétera.

Es un poco preocupante, como bien apunta el Dr. Mariano Barbacid en un vídeo que incluimos en esta Brandnews, que esta situación haya colocado a la ciencia la etiqueta de “no esencial” por parte de Gobierno y que, mientras otros colectivos están ya trabajando, nuestra actividad investigadora continúe cercenada. Hay múltiples formas de conseguir restablecer la actividad de forma segura, pero, me temo, siempre es más cómodo el no hacer nada. Desescalada segura y con garantías sí, pero tenemos que empezar a trabajar ya. Ni el cáncer ni los pacientes pueden esperar más.

También es lamentable el que se hayan desoído las múltiples llamadas para “arrimar el hombro” de muchos centros de investigación para poner en marcha los screenings poblacionales por PCR. Aquí se ha visto nuevamente el desinterés gubernamental (central y autonómico) por la ciencia en nuestro país. También ha revelado la existencia de ciertos corporativismos casposos de algunos pequeños colectivos de microbiólogos y, cómo no, del eterno problema de la burocracia que se asocia con cualquier iniciativa científica que se quiera realizar en España. Afortunadamente, pese a todas estas barreras, estas iniciativas se están ya implementado en varios lugares, eso sí, de forma mucho más lenta de lo que todos hubiéramos querido. Pero se han perdido 40 días preciosos en luchar contra estas borrascas administrativas habituales en vez de ponerse en acción desde el primer día. Cuánto hubiera ayudado, ahora que hablamos de desescalada, el tener en estos momentos información exhaustiva sobre cómo es la distribución de positivos para SARS-CoV-2 a nivel nacional. Que sirva de lección para la próxima vez.

Se han perdido 40 días preciosos en luchar contra estas borrascas administrativas habituales en vez de ponerse en acción desde el primer día. Cuánto hubiera ayudado, ahora que hablamos de desescalada, el tener en estos momentos información exhaustiva sobre cómo es la distribución de positivos para SARS-CoV-2 a nivel nacional.

No deja de llamar la atención, tampoco, el hecho de que, pese a las múltiples manifestaciones sobre la importancia de la ciencia hechas por el Ministro de Ciencia e Innovación, el propio Presidente del Gobierno y otros responsables políticos, sigamos con la “politics as usual” de toda la vida en nuestro sistema de I+D+i. Como no podía ser de otra forma, la Agencia Estatal de Investigación (AEI) ya ha anunciado con su presteza habitual que se retrasan las resoluciones de concesión de proyectos de 2019 y, cómo no, la nueva convocatoria de proyectos que estaba prevista para septiembre de este año. Y, por supuesto, ha graciosamente concedido a los proyectos “prorrogas” automáticas para su ejecución eso sí, sin financiación. Es lamentable que una Agencia ampliamente demandada y defendida por todos los científicos no sea o no quiera ser consciente de que, pese a este periodo de inactividad, hay múltiples gastos en los que los grupos de investigación siguen incurriendo como salarios, animalario, actividades esenciales inaplazables con costes más elevados, gastos de publicación, etc. Creo que, ante situaciones extraordinarias como esta, también se necesitan soluciones extraordinarias. Y esto no puede ser siguiendo la política del avestruz de la Agencia. Una de estas soluciones, por ejemplo, sería la prórroga automática de los proyectos que finalicen este año por 12 meses adicionales, obviamente con financiación. Una medida similar se ha hecho, por ejemplo, en Alemania. La falta de nuevos presupuestos ya no vale de disculpa. ¿Cuántas partidas nuevas se han aprobado estos días con los presupuestos de Montoro todavía vigentes? Insisto, AEI: ¡a problemas extraordinarios, soluciones extraordinarias! Y, señor Pedro Duque: ¡menos Twitter y declaración vacua y más BOE! Recuerde que es usted Ministro y que, ya desde los tiempos de Montesquieu, los ministros pertenecen al poder ejecutivo y no al deliberativo.

La AEI ha anunciado que se retrasan las resoluciones de concesión de proyectos de 2019 y, cómo no, la nueva convocatoria de proyectos que estaba prevista para septiembre de este año. Y, por supuesto, ha graciosamente concedido a los proyectos “prorrogas” automáticas para su ejecución eso sí, sin financiación

Obviamente, este periodo ha sido un gran momento de estrés para todos los enfermos de cáncer del país. Muchos de ellos se hacen preguntas sobre cómo esta situación afecta a sus tratamientos, si son más susceptibles a los efectos de la Covid-19 o qué precauciones especiales tienen que tomar. Contestaciones poco pensadas a estas preguntas pueden, en vez de ayudar, crear más inquietud y alarma entre los pacientes. Para evitar este problema, la ASEICA ha consensuado un documento informativo con la AECC, SEOM y otras sociedades médicas con el fin de ayudar a los profesionales del campo a canalizar dicha información a los pacientes a través de los medios de comunicación. Este documento, que debe de mantenerse dentro del ámbito profesional, se adjunta con la Brandnews de esta semana para vuestra información. Agradezco a los Dres. Luis Paz-Ares y Rafael López su ayuda en la confección de este documento. Espero que os sea útil.

El estrés de la Covid-19 también lo ha sufrido la ASEICA en carne propia. La situación actual ha afectado de manera significativa a nuestra programación científica y reivindicativa a lo largo de este largo periodo. Por ejemplo, la celebración habitual del Día de la Innovación en Cáncer que realizamos conjuntamente con la SEOM, tuvo que ser suspendida por motivos obvios esta misma semana. También ha sido cancelada la Trobada d’Investigadors i Investigadores en Cáncer Ciutat d’Alcoi que, con colaboración de ASEICA, iba a celebrarse esta semana en dicha ciudad. No nos quejamos, eran medidas que había que hacer y se hicieron. Ya las retomaremos con más bríos cuando todo esto finalice. Seguimos, sin embargo, con los planes de celebrar nuestro Congreso Internacional en noviembre. Tenemos confirmado un impresionante elenco de conferenciantes tanto nacionales como internacionales para el mismo. Esperemos que la Covid-19 respete al menos este evento. Os mantendremos al tanto.

No todo han sido malas noticias, sin embargo, para nuestra Asociación. Hace una semana se comunicó oficialmente que dos socios relevantes de nuestra Asociación, los Dres. Marisol Soengas y Eduard Batlle, recibieron sendos proyectos ERC-Advanced para iniciar investigaciones de frontera sobre melanoma y cáncer colorrectal, respectivamente. ¡Enhorabuena a ambos! También hemos ya recibido comunicación oficial por parte de la Fundación FERO de que nos apoyará para financiar un proyecto de investigación de científicos jóvenes de ASEICA a lo largo de este año. Y con una muy buena financiación. Aprovecho para agradecer a la Fundación FERO la confianza que nos han dado como Asociación y, sobre todo, la apuesta que hacen por la investigación en cáncer en nuestro país. ¡Estad atentos a la convocatoria!

Que estemos afectados por la Covid-19 no significa que estemos parados en ASEICA. Seguiremos defendiendo e insistiendo, ahora con más razón, la importancia de la ciencia y la tecnología para afrontar problemas biomédicos como el que tenemos en estos momentos. También para alertar que, pese al reto que nos presenta la Covid-19, sigue existiendo una pandemia crónica y mucho más dramática en nuestro país: el cáncer. No olvidemos que, cada año, casi 135.000 personas mueren de cáncer en nuestro país. Y que la mortalidad de alguno de ellos es, todavía, superior al 90%.

Pese al reto que nos presenta la Covid-19, sigue existiendo una pandemia crónica y mucho más dramática en nuestro país: el cáncer

También nos seguimos moviendo con nuevas iniciativas tanto de ASEICA-Mujer como de ASEICA-Joven. En este último caso, próximamente os llegará una encuesta sobre una iniciativa que querríamos poner en marcha en el caso de que la consideraseis interesante: un Programa de Mentorización para Investigadores Jóvenes. Por favor, tras recibirla, leedla con atención y contestad a todas las preguntas que se hacen en ella: necesitamos vuestra colaboración para saber si este programa es interesante y, si lo es, para ver cómo es la mejor forma de implementarlo. ASEICA-Joven lanzará también próximamente el Programa de EMBAJADORES/AS con el fin de promocionar las actividades de ASEICA en todos los centros de investigación oncológica. Ya hay un buen elenco de voluntarios. Pero, por favor, cuando recibáis la noticia de la puesta en marcha de la iniciativa, apuntaros a ella. Es importante para ASEICA y, sobre todo, para impulsar nuestras actividades y reivindicaciones de forma mucho más proactiva.

Y seguimos con una alta actividad en redes sociales como Facebook (ASEICA España), Twitter (@ASEICAnews) y, ahora también, en el nuevo canal de Instagram (aseicanews) que hemos creado. Os invito a todos a seguirnos por estos canales (sobre todo Twitter), donde se diseminan nuestras reivindicaciones, anuncios y actividades de forma periódica. Este mes, por ejemplo, hemos celebrado a través de estas redes el Día de la Innovación en Cáncer, el Día Mundial de la Ciencia y la Tecnología, el Día Mundial de la Salud y los Días Mundiales del Cáncer Colorrectal y de Endometrio. También hemos denunciado las campañas de desinformación acostumbradas por parte de nuestro Ministro de Ciencia e Innovación, las cuales detallaremos en cartas próximas. ¡No las menciono aquí para no extender esta carta más allá de las 100 hojas!

Finalmente, para los que tengáis tiempo, os comunico que vamos a incluir en las próximas Brandnews charlas científicas de nuestros socios y socias. Esta semana empezamos con una charla del Dr. Joaquín Arribas, nuevo director científico del PS-Mar e IMIM, sobre Inmunoterapias en Cáncer de Mama. Doy las gracias a Vanesa Nogales y al IMIM por facilitarlos poder hacer esta iniciativa. Animo a otras instituciones a colaborar con nosotros para compartir sus charlas científicas con ASEICA a través de este canal.

Está claro que la Covid-19 nos está complicando las cosas, pero, desde luego, no aceptamos que nos paralice. Es, justamente en estos tiempos, cuando la ASEICA es más necesaria que nunca. Seguimos adelante.

 

¡Un fuerte saludo a todos y todas!

Xosé R. Bustelo

Presidente, ASEICA